Alcalde clausuró sesiones extras con Hijueputazos
abril 13, 2020
Transambiental suspendió contratos a trabajadores
abril 14, 2020

¿Que pretende el Alcalde? Es un plan sistemático….

Insultos del alcalde, en manos de la Procuraduría

Cartagena-Colombia-Noticias625.co. Empezamos con el interrogante: ¿Sistemático y Premeditado ataque del Alcalde al Concejo en busca del respaldo en redes sociales? Para tratar de interpretar y hacer un análisis de lo acontecido hoy en el acto de clausura de las sesiones extraordinarias.

Los hechos de campaña, la forma de atacar a los contradictores, por parte del alcalde William Dau Chamatt y las llamadas ‘Bodegas’ (Perfiles falsos en redes), podrían tener conexiones. A esas conclusiones llegan algunos analistas, que observan lo sistemático, la similitud en coincidencias en los estilos de las bodegas con el alcalde

Es una manera de intimidar, desprestigiar a sus contradictores, entre ellos a los concejales de Cartagena. Los hechos quedaron grabados en la sesión de hoy 13 de Abril, en la cláusula de sesiones extraordinarias, tras los insultos irrespetuosos realizados contra el Concejo; al parecer, porque le molesta el ejercicio del control político que se realiza a su administración.

El alcalde Dau, al igual que las Bodegas y sus seguidores, no presentan argumentos, sino agresiones y buscan apoyo en las redes sociales; pues su respaldo popular está en picada, como lo confirmamos en la desnutrida marcha física de respaldo, que no convocó más de 50 personas y ante el temor de ser investigado y sancionado por los organismos de control, por los errores cometidos en ejercicio de sus funciones, como lo ha develado el concejo, se hace la víctima.

Las redes empezaron a funcionar

Como es de conocimiento de la opinión pública, el alcalde convocó a sesiones extraordinarias para que el Concejo de Cartagena le otorgara facultades de gestionar recursos mediante incentivos tributarios para afrontar la emergencia sanitaria que  nos ha traído el Coronavirus.

De las dos iniciativas presentadas, los concejales solo aprobaron una; la de incentivos tributarios de la Secretaría de Hacienda Distrital, cuyos estímulos se extienden hasta el mes de junio para que los cartageneros puedan pagar sus impuestos y los recaudos invertirlos en la emergencia social que vivimos.

En la sesión de clausura del Concejo de Cartagena y tras aprobarle el Proyecto de Acuerdo de Incentivos Tributarios, el alcalde de Cartagena, William Dau Chamatt, rompiendo todo tipo de protocolos, sin decir buenos días, la emprendió, en forma soez y vulgar contra los cabildantes.

Las palabras insultantes del Alcalde, implican el desconocimiento a las instituciones, al ejercicio de sus funciones, a la dignidad de la corporación  y de sus miembros.

El alcalde dividió el concejo entre buenos y malos. Buenos son los que le siguen sus pasos: Javier Julio Bejarano, Lúder Ariza, Sergio Mendoza y Claudia Arboleda. Los otros 15 concejales son corruptos, politiqueros, culpables de la situación por la que atraviesa Cartagena, no son santurrones, igualados, maricas e  hijueputas.

Por estas acciones, los concejales que en la sesión exigieron respeto al alcalde, propusieron colocar el episodio, en manos de la Procuraduría General de la Nación.

Las descalificaciones y agresiones irrespetuosas del Alcalde, se dan en medio de las denuncias penales presentadas contra un perfil, que instó a meterle una Bomba al Concejo, para que todos murieran; hecho que como lo expresaron varios de ellos, ha colocado en peligro sus vidas y la de sus familias.

Para el alcalde no existe un asomo de disculpas con el pueblo cartagenero y la siguió en las redes sociales en donde responsabilizó al concejo si algo le pasa. Y muchos se sus seguidores en las redes sociales masificaron la mano con la señal “Te jodes” por las redes.

Noticias625.co recogió algunas reacciones de ciudadanos y periodistas que escribieron sobre este hecho:

John Zamora director de la Revista Z: “Ignominia con Cartagena: Dau se trenza en groserías con el Concejo, en plena emergencia”.

¡Qué falta de respeto con la ciudadanía! Ni en la más grave crisis sanitaria de la historia, los líderes políticos de Cartagena dejan a un lado los insultos, y en lugar de ponerse a trabajar, lo que hicieron fue protagonizar el más ignominioso episodio de grosería que se haya registrado. ¡No merecen a Cartagena!

Orlando Arrieta ciudadano cartagenero: ¿Alcalde? ¿Concejales? ¿Quién está pensando en Cartagena? ¿Quién está pensando en los ciudadanos? ¿Dónde están las organizaciones cívicas? ¿Dónde está la unidad?; el liderazgo responsable; señalar; criticar es tan fácil….y las soluciones no se evidencian; no se dinamizan;  los fundamentos se desvían de la realidad de una ciudad que arrastra un lastre administrativo que nos mantiene colapsados… y quiénes pueden reorientar el rumbo; están distraídos….Dios nos bendiga a todos.

José Ignacio Salom Villa ciudadano cartagenero: Que tristeza me da,  el desbarajuste en que veo a la ciudad en que vivimos, sobretodo en una situación tan delicada por la que estamos pasando los cartageneros. No siento confianzas en los dirigentes como ciudadano, me siento a la deriva porque en momentos oscuros como estos, es cuando más seguro debemos sentirnos de las actuaciones de nuestros gobernantes que manejen la situación con tranquilidad, con sosiego. Si así están ellos, que deben dar ejemplo, que se deja para el pueblo.

Alfredo Vital periodista de Cartagena: Lamentable lo sucedido, «de la abundancia del corazón habla la boca,» cuando uno aprieta un recipiente plástico sale lo que está dentro. Lo que le salió al Dr. William Dau, es lo que hay dentro de él. Por eso es que cuando uno aprende a vivir, debe callar como lo hizo Cristo cuando lo insultaban, lo bofeteaban, lo escupían… Y eso se aprende en la universidad de la VIDA. Aunque hay muchos que estudian pero no aprenden. Ahora viene la tradicional regulada. Lástima alcalde usted solito por no saber controlarse la «embarró». Sin embargo Dios me dice que lo perdone 70 veces por 7, o sea 490 veces, lo que no estoy seguro es que otros hagan lo mismo. Por ahora le sugiero muy respetuosamente prudencia, cuente hasta un millón…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2  +  8  =