Incendio dejó sin casas a cinco familias
junio 7, 2020
Bolívar llega a 4.127 casos de Coronavirus
junio 8, 2020

Se enriqueció la banca en época de Coronavirus

La banca, un sector que perdió el rumbo de su propósito. Necesitamos con urgencia una banca más justa y humana, afirma el administrador de empresas, especialista en finanzas y magister en negocios Carlos Andrés Pérez.

Cartagena-Colombia-Noticias625.co En medio de ésta crisis mundial ocasionada por el Covid-19, muchos sectores se han visto golpeados y hasta derrotados, pero existen otros que están muy lejos de experimentar lo mismo; por el  contrario muestran crecimientos sorprendentes, como es el caso del sector financiero en nuestro país.

La sociedad espera mucho de la banca en medio de esta pandemia, piden a gritos desesperadamente que sus grandes aumentos de liquidez, los hagan llegar tanto a las pequeñas, medianas y grandes empresas, y por supuesto con más urgencia en créditos y ayudas a las familias con más necesidades de este país; hecho que hasta el momento no se ha visto de forma significativa.

“Necesitamos con urgencia una banca más justa y humana. Por muchos años los colombianos han solicitado cambios reales para el sector, pues no es justo que se siga premiando a un sistema ya millonario, que no ha contribuido de igual forma en la sociedad colombiana”, destacó Carlos Andrés Pérez, Administrador de empresas, Especialista en Finanzas y Magister en Negocios.

Pérez reconoce que el sector financiero se ha extraviado de su noble propósito, trabaja con vehemencia para servirse a sí mismo y olvidándose de apoyar a las personas y a el sistema económico en general. “Es fundamental aclarar que la Banca es necesaria y vital para el funcionamiento de una sociedad, no se debe estar en contra de que exista, pero si se debe ser vehemente en reprochar sus malas prácticas”.

Este especialista en finanzas públicas, le preocupa que en estos tiempos difíciles, los bancos están entregando el dinero a quienes no lo necesitan, basta recordar lo sucedido con los créditos Colombia Agro-Produce, que autorizo el Ministerio de Agricultura, donde los dineros fueron entregados a grandes empresarios del agro, pero nunca llegaron a manos de los campesinos más necesitados del país.

Así mismo, destaca algunas decisiones económicas que se han tomado para entender por qué en estos tiempos de crisis la banca colombiana ha aumentado su liquidez. Una de ellas se debe a la decisión por parte del Gobierno Nacional de reducir los encajes bancarios, que es el dinero de los ahorradores que los bancos privados deben depositar en el Banco de la República para que ésta entidad, los proteja de cualquier eventualidad en el mercado financiero.

“El ahorro que ganan los bancos privados y que llega a su caja suman 9.4 billones de pesos. Ahora bien, con más dinero es justo pensar que se repartirá entre los empresarios o familias, ¡pero no! Tomaron la decisión de invertir ese “ahorro” en Títulos de Solidaridad (TDS) y con ésta jugada los bancos obtendrán rentabilidades por más de 500 mil millones de pesos anualmente”.

 Carlos Andrés Pérez, indica que no hay nada más injusto y desagradable que olvidar la ayuda de una mano amiga, y se refiere a lo sucedido en años anteriores cuando los colombianos aportaron de sus propios bolsillos un 4×1000 para salvar al sector financiero colombiano.

Y es aún más desconcertante, ver que la banca colombiana le importa muy poco lo que les exige la Ley, pues muchos bancos no han implementado a cabalidad la Ley de Gratuidad en servicios bancarios sancionada por el Presidente de la Republica a finales del 2019. Con esta Ley, los usuarios pueden acceder a un paquete gratuito de tres servicios en sus productos financieros, igualmente no pueden estos cobrar por las transacciones fallidas.

Es justo y necesario que en medio de esta crisis los préstamos se ajusten de acuerdo a las circunstancias sociales para que más pymes puedan acceder sin ningún reparo. Todo ello demuestra una Banca colombiana deshumanizada. Es de aplaudir que el gobierno esté tomando medidas para que los bancos tengan más dinero disponible con el fin de atender las necesidades de una sociedad, pero muy preocupante que no se refleje este flujo de dinero en apoyo económico real a los más necesitados.

Para que exista un cambio real es imprescindible que el gobierno establezca mecanismos, controles y leyes claras y contundentes para el sector financiero, no sea el que controle y haga la ley que los rige.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

72  +    =  78