Solicitaron a la Contraloría intervención por obras hospitalarias en Cartagena
mayo 14, 2020
Álvaro Fortich Revollo, funcionario más inepto de la administración Dau
mayo 14, 2020

Se llamaba Playa Azul

Aquí  no llegó el salvador; sino el destructor, en pocos meses quedó destruida la playa que se mostró como un ejemplo nacional e internacional. Hubo cambio de Gobierno y poco le importa al actual.

Cartagena-Colombia-Noticias625.co Aquel primero de abril del año 2019 Cartagena y en especial la comunidad de La Boquilla recibió la  distinción internacional como primera playa pública en Colombia distinguida con el galardón “Bandera Azul”.

Todo esto se logró después del cumplimiento de los 27 requisitos exigidos por el programa de la Fundación de Educación Ambiental (FEE), con sede en Copenhague (Dinamarca), la cual por intermedio de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria (Acodal), única entidad autorizada en Colombia para tal fin, certificó y concedió el premio que la acredita como una playa segura, incluyente, organizada y amigable con el medio ambiente, en toda Colombia.

El proyecto Bandera Azul, fue gestado en la Administración de Pedrito Pereira Caballero, liderado por Distriseguridad, bajo el Programa Ordenamiento y Seguridad de Playas con el acompañamiento de entidades como la Armada Nacional (DIMAR), Policía Nacional, Planeación Distrital, Secretaría del Interior, Gerencia de Espacio Público, Cardique, EPA, Bomberos, Tránsito Distrital, Dadis, Cotelco, Asotelca, Alianza de Hoteles de la Zona Norte, Aguas de Cartagena, Anato, Corpoturismo, Consejo Comunitario de La Boquilla, Junta de Acción Comunal de La Boquilla, Federación de Pescadores  y líderes del corregimiento de La Boquilla.

Todo esto para dar a conocer la desidia destrucción  y abandono en que se encuentra  Playa Azul, su infraestructura física está destruida, los programas de desarrollo económico, social y ambiental, al parecer no están en la agenda de la administración distrital actual, que a la fecha es responsable del mantenimiento, mejora y cuidado de esta zona de playa.

La apuesta de Bandera Azul debe ir hacia el mejoramiento de las condiciones de vida de los actores de playa, quienes confiaron y le apostaron a este proyecto con la esperanza de mejorar sus condiciones socio económicas, a través de la prestación de un servicio de calidad con los más altos estándares internacionales, lo que llevaría a la generación de empleo, de espacios para la cultura, arte y deporte.

Es el ex director de Distriseguridad, Gabriel Vergara Lagos, quien hace la observación y pone en conocimiento ante las autoridades locales y nacionales, los gremios del sector turístico y la comunidad este esfuerzo que se pierde; porque si bien estamos en plena emergencia, en donde las playas están cerradas, nos es óbice que se permita que la misma sea destruida y sin ningún mantenimiento ni vigilancia.

“Hoy perdimos todos. Los ciudadanos perdemos la oportunidad de gozar de este escenario natural, perdieron los carperos y actores de playa, pierden los hoteleros en su apuesta de desarrollar el Corredor Turístico de la Zona Norte, pierde el país en su estrategia de generación de ingresos del sector turístico que tanto lo necesita y pierde la institucionalidad”, destacó Vergara Lago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  +  34  =  35