Sigue el Covid19 ganándole a la vida. Hoy en Bolívar 20 muertes
junio 30, 2021
“Un simple balonazo no le quita la cabeza a una escultura”: Oscar Noriega
junio 30, 2021

Sin bate, sin cabeza y sin pedestal Abel Leal

El siguientes es el pronunciamiento que hace la Asociación Colombiana de Periodistas y Locutores Deportivos, ACORD Bolívar, sobre el estado de destrucción que vándalos han causado a la estatua del mejor beisbolista amateur de Colombia de todos los tiempos, Abel Leal.

Cartagena-Colombia-Noticias625.co 30-06-2021. Cartagena de Indias es ciudad de una inmensa riqueza deportiva. Quizá como hemos aprendido en tertulias y los recientes seminarios con el maestro Raúl Porto Cabrales, Emiro Bertel Torrente y Armando López Buendía, fue de los principales fortines victoriosos de nuestro deporte a nivel nacional y cuna de verdaderas leyendas en la actividad del músculo, uno de ellas, el tercera base Abel Leal Díaz, para muchos el mejor beisbolista amateur de Colombia de todos los tiempos. No obstante ese gran rótulo que valió el rebautizó  del estadio de béisbol 11 de Noviembre, parece pasar desapercibido entre las nuevas generaciones y peor entre las autoridades deportivas del Distrito.

Lo sucedido con la escultura de Abel Leal, mal ubicada en el corredor peatonal que conduce de la avenida Pedro de Heredia hacia las puertas de entrada al estadio, cuyo bate robaron los maleantes de poca monta y cuya cabeza cayó a tierra víctima del desatino de un fulano que pateó el balón como un remate justo a la cabeza de Leal, «decapitándolo», NO tiene nombre. Es una muestra fehaciente de la pésima cultura ciudadana y deportiva de nuestra «Heroica».

La agremiación de periodistas deportivos Acord Bolívar, solicitamos e instamos al IDER, encargado de velar por el patrimonio deportivo material e inmaterial de los cartageneros, a qué de manera urgente se repare la escultura de Abel Leal, se cambie su ubicación y se le haga un pedestal frente a la entrada principal del estadio de béisbol 11 de Noviembre como debió ser puesta desde un principio.

Sabemos que hay la intención para hacer reparación a la escultura, pero la situación va más allá. Aprovechando esta malsana y ridícula experiencia, se deben agilizar recursos orientados de emergencia para intervenir el entorno de acceso al estadio 11 de Noviembre Abel Leal con una mejor iluminación y ornamentación del lugar, que funcione como un verdadero parque para el disfrute de la familia, no como guarida de malandrines y sede expedita para compra y venta de servicios sexuales al aire libre.

Estamos a tiempo, no solo de buenas intenciones vive el hombre, sino de sus ejecutorias, y es deber del Instituto Distrital de Deporte y Recreación de Cartagena de Indias hacer la tarea, mas allá de lo misional, procurando mantener siempre vivos nuestro patrimonio y aprecio a nuestros héroes deportivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *